Reino Unido acaba de sacar a Colombia de la lista roja ¡Ya puedes viajar a Reino Unido!

El anuncio sacó los 9 países restantes que aún estaban incluidos en la lista roja de Reino Unido para el ingreso por razón del COVID-19, de momento los viajeros procedentes de Colombia no tendrán que hacer cuarentena siempre y cuando cuenten con el esquema de vacunación completo. Además se reabre la tramitación de visas de turista a Reino Unido.

A partir del próximo lunes, los pasajeros procedentes de Colombia, Perú, Panamá, la República Dominicana, Haití, Venezuela y Ecuador con pauta completa de vacunación ya no tendrán que permanecer durante diez días en un hotel designado por el Gobierno, un periodo de cuarentena por el que cada persona debía pagar 2.285 libras (2.700 euros).

El ministro de Transporte del Reino Unido, Grant Shapps, recalcó al mismo tiempo que no modificará por ahora el sistema de clasificación de destinos de viaje y que puede volver a añadir a algún territorio a la lista roja en el futuro.

“La razón por la que hemos podido retirar ahora a estos siete países (de la lista) es que ya no estamos preocupados por sus variantes particulares” de coronavirus, afirmó Shapps a la cadena pública BBC.

La razón por la que hemos podido retirar ahora a estos siete países (de la lista) es que ya no estamos preocupados por sus variantes particulares “Estamos preparados para volver a agregar países y territorios si es necesario”, puntualizó Shapps, que describió la lista roja como la “primera línea de defensa” del Reino Unido contra casos de covid-19 procedentes del extranjero.

Los viajeros con pauta de vacunación completa que procedan de uno de los 135 países de los que el Gobierno británico reconoce sus documentos sanitarios pueden acceder al Reino Unido con el único requisito de someterse a un test de antígenos para detectar covid-19 tras su llegada.

En cambio, los mayores de 18 años que no estén completamente vacunados o bien que procedan de un territorio donde el certificado de vacunación no esté reconocido deben aislarse durante diez días a su llegada, en una localización elegida por ellos, y someterse a tres test: uno antes de volar y dos más en los días posteriores a su llegada.